Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 septiembre 2009

<<principio <anterior

Ya han pasado más de veinte años desde aquello, pero un pacto es un pacto y no tiene fecha de caducidad. Así que ayer llamé a Pancho de nuevo después de algunos años sin saber nada de él y, entre otras muchas cosas para las que dio la casi hora y media de conversación telefónica que tuvimos, le pedí permiso para publicar su “secreto del coche”. Pensé que le gustaría saber que estoy publicando nuestra historia y enseguida me daría luz verde, pero ha tenido una salida mucho más original. La verdad es que al principio no se acordaba bien de si aquél había sido uno de aquellos silencios que nos cobrábamos o no, pero al refrescarle yo la memoria se ha echado a reír y me ha dicho: (más…)

Anuncios

Read Full Post »

<< principio <anterior

Cuando mi familia cuenta esta historia, llegado este punto, suele pasar directamente a la ocasión en que según les gusta decir (y no sin cierto cachondeíto) volví a ser niño prodigio. Sí es cierto que por medio comentan brevemente que: “y bueno, lo de Carlota le dio muy fuerte. De hecho un día se fue a hablar con el director para pedirle que le subiera de curso. Se coló en su despacho y le soltó un discurso de los suyos de esos barrocos y pedante a más no poder… ¡que se lo había estado preparando por las noches!… para convencerlo. Pero no funcionó, yo creo que porque Don Luis no tenía permitido hacer esas cosas: hace falta la voluntad de los padres, que lo apruebe un psicólogo… y no sé que más. Pero bueno, sí que nos llamó después para contárnoslo y por la gracia que le había hecho yo creo que le habría encantado poder subirlo de curso aunque fuera un día. Cómo se reía mientras nos lo contaba… ¿Te acuerdas?. Total, que como aquello no funcionó decidió (más…)

Read Full Post »

Qué tierno

Cuando el pequeño Andrés (“Andresín” según su madre) llegó ante el escalón de la entrada, se detuvo para esperar a su padre que lo seguía un paso por detrás de él. Aunque para Andrés, dado su tamaño, aquel paso suponía en realidad más de tres. Su torpe andar, recién aprendido, se sabía incapaz de superar un escalón sin poner las manos en el suelo, pero su orgullo precoz le impedía volver a gatear cuando hacía ya ¡seis meses! que se mantenía erguido. En cuanto su padre estuvo a mano se agarró a su pantalón y subió tirando de él y amenazando con perder el equilibrio a pesar de todo. Su tío abrió la puerta y le echó los brazos enseguida.

– ¡Andresito!. Ven aquí. Voy a enseñarte una cosa que te va a encantar. A que no sabes lo que tenemos en casa (más…)

Read Full Post »

Mt, 26

Llegada la tarde, Jesús se sentó a la mesa con los Doce y mientras comían, les dijo: «En verdad os digo: uno de vosotros me va a traicionar. Se sintieron profundamente afligidos, y uno a uno comenzaron a preguntarle: «¿Seré yo, Señor?»
El contestó: «El que me va a entregar es uno de los que mojan su pan conmigo en el plato. El Hijo del Hombre se va, como dicen las Escrituras, pero … »

… Jesús, perdona un momento. No mojes pan así, hombre, que puede hacer feo. Échate un poco de salsa en tu plato si quieres y usa un tenedor… Pero hombre, tampoco vayas a rebañar. Se moja un poquito y listo. No te pongas serio, Jesús, te lo tengo que decir, que luego te acostumbras y lo haces fuera de casa y puede molestar a la gente. ¿eh?.

Read Full Post »