Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Plagios’ Category

Mientras leía “El Idiota” de Dostoyevski, que es un maestro, tuve ganas en muchas ocasiones de parar y copiar una frase o un párrafo entero para compartirlo en el blog. Pero las ganas de seguir leyendo me hicieron dejar de lado esa idea. Finalmente terminé el libro y sin haber hecho ninguna cita y ahora sí que da pereza ponerse a buscar aquellas frases (a saber por qué capítulo andaban) para repetirlas aquí.

En esta ocasión no voy a dejar que me ocurra lo mismo y voy a compartir citas del libro que tengo entre las manos (Un Mundo Feliz. “Brave New World”. de A. Huxley) ahora que me las encuentro y antes de que sea tarde.

“El impulso contenido se desborda en una ola de sentimientos, de pasión, hasta de locura; todo depende de la fuerza de la corriente, de la altura y resistencia de la presa. El arroyo sin obstáculos se desliza continuamente por los canales que le han sido dispuestos hacia un tranquilo bienestar.

[…] El sentimiento acecha en el intervalo que media entre (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Mt, 26

Llegada la tarde, Jesús se sentó a la mesa con los Doce y mientras comían, les dijo: «En verdad os digo: uno de vosotros me va a traicionar. Se sintieron profundamente afligidos, y uno a uno comenzaron a preguntarle: «¿Seré yo, Señor?»
El contestó: «El que me va a entregar es uno de los que mojan su pan conmigo en el plato. El Hijo del Hombre se va, como dicen las Escrituras, pero … »

… Jesús, perdona un momento. No mojes pan así, hombre, que puede hacer feo. Échate un poco de salsa en tu plato si quieres y usa un tenedor… Pero hombre, tampoco vayas a rebañar. Se moja un poquito y listo. No te pongas serio, Jesús, te lo tengo que decir, que luego te acostumbras y lo haces fuera de casa y puede molestar a la gente. ¿eh?.

Read Full Post »

<<principio <anterior

Resultó que Pancho había oído muchas veces a sus hermanos hablar de la familia de Carlota. Sus padres se llamaban “Donluiseldirector” y Doña Melisa. Aunque a ésta rara vez la llamaban por su nombre. Según palabras de los hermanos de Pancho, Doña Melisa era una mujer con una “gran pechonalidad” o, según otros “muy echá palante”, por lo que en lugar de Melisa comenzaron a llamarla “Me-abrupta” y luego “Mepesa”. Con el tiempo habían terminado llamándola entre ellos con todo tipo de nombres, como: Meaísla, Meamortígua o, el favorito de todos, (más…)

Read Full Post »

<<principio <anterior

… pronto descubrí que necesitaba leer tanto como comer y que no iba a ser capaz de sobrevivir al castigo de mis padres sin perder la cordura. Tuve un fuerte síndrome de abstinencia: cuando intentaba jugar a las cartas cogía la baraja a modo de libro y empezaba a pasar los naipes uno por uno cantando cual niño de san Ildefonso: “As de bastos, siete de espadas, seis de copas…”. Empecé a jugar únicamente a juegos de mesa nuevos sólo para leerme las instrucciones. Leía incluso los avisos de: “para niños a partir de 6 años”. Comencé a leer los ingredientes de todo lo que comía… y pronto dejé de comer. Me estaba afectando mucho.

Un día llegué a tener un episodio alucinatorio y vi un bebé gateando por el techo de mi cuarto que declamaba: (más…)

Read Full Post »

Plagio de …

Una idea absurda le cruzó por la cabeza, aunque no tenía intención de llevarla a cabo. Miró a la perra, cerró la escopeta y le apuntó. Mantuvo el pulso unos segundos así, inmóvil. La perra lo miraba fijamente mientras jadeaba. Parecía que lo entendiera todo pero que no lo creyera. De alguna forma sabía que aquello sólo era un juego.

Unos instantes después sonó el primer disparo. Una bandada de pájaros echó a volar desde un olivo. Sonó el segundo. El eco se esparció por todo el valle.

Sacó los cartuchos y cerró el arma. La sangre se extendía oscura y espesa por el suelo. Se puso otra vez la gorra, se levantó y echó a caminar de vuelta a casa. No sintió la necesidad de volver a mirar atrás.

Read Full Post »